José Julián Álvarez, Victor Pellot Power y Luis Tiant: tres importantes figuras

Reconocemos hoy la valía de José Julián Álvarez, Víctor Pellot Power y Luis Tiant, tres importantes figuras…cada cual en su especialidad.

Hoy, 5 de abril del 2020, comenzamos una sección esporádica de fotos ¨perdidas en la historia¨ con valor histórico.

Allá para el 1977…hace unos cuarenta y tres almanaques…tal y como llevo compartiendo ensayos con ustedes basados en el deseo de compartir experiencias que Dios me ha regalado dentro y fuera del béisbol-periodismo en mi vida, se me ocurrió llevar a Puerto Rico a figuras amigas de las Grandes Ligas para ofrecer clínicas de béisbol gratuitas en distintas comunidades de la Isla.

JOSE JULIAN ALVAREZ

En el 1976, comenzamos con el otrora estelar pelotero cubano Orestes ¨Minnie¨ Miñoso, luego vino Reggie Jackson y el tambien cubano Luis Tiant. Y se logró nuestro deseo gracias al entendimiento social-cívico-humano de José Julián Álvarez, otrora director ejecutivo y presidente de la Cruz Azul de Puerto Rico. ¡Todo esto sin fines de lucros algunos y Dios lo sabe!

En la actualidad, José Julián y su dama esposa residen en la zona metropolitana de San Juan, Puerto Rico.

A José Julián se le recuerda por haber sido, en tiempos modernos, el gran pionero a nivel corporativo en la Isla en conceder auspicios contundentes en pro de los deportes y la juventud de Borinquen.

Además, fue el ciudadano nacido en Santurce, presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Rico (1990-1991) y el ideólogo de la Fundación del Desarrollo Comunal de Puerto Rico, mediante la cual se educada a personas entradas ya entradas en edad a aprender un oficio para ganarse el pan de cada día.

En el presente, Jose Julian es el Director Ejecutivo del Pabellon de la Fama del Deporte Puertorriqueno y sigue los deportes vía los medios de comunicación. Igualmente, está al cuido de su siempre amada esposa, Lucy. ¡Dios los bendiga!

VICTOR PELLOT POWER

Nacido en Arecibo, Puerto Rico, el 1ro de noviembre del 1927, Víctor Pellot Power fue para muchos expertos e historiadores la mejor primera base del mundo. Su arte defensivo es recordado como el de Picasso, el gran pintor nacido en Málaga, España.

Tal vez, el mayor logro de Víctor, además de ser un eficiente bateador, fue el ser galardonado con siete ¨Guantes de Oro» por su labor fildeando durante su carrera en las Mayores (1954-1965) con Philadelphia, Cleveland, Minnesota y los Angelinos de California.

Durante su retiro, Víctor, por décadas, se convirtió en un mentor para miles de jóvenes en y fuera de Puerto Rico con deseos de beneficiarse de una mejor educación mientras aspiraban a llegar a las Grandes Ligas.

Víctor falleció, víctima de cáncer, en Bayamón, Puerto Rico, el 29 de noviembre del 2005.

LUIS TIANT

Excelente lanzador nacido en Cuba…ese fue Luis Tiant. Ganador de 229 partidos en Grandes Ligas entre el 1964 y el 1982 con Cleveland, Minnesota, Boston, Yankees de Nueva York y Pittsburgh.

En noviembre del 1979, visito a Puerto Rico…donde es recordado con mucho aprecio y respeto…para ofrecer clínicas en San Juan. Vino con su distinguida esposa, María, nacida en la hermana República de México.

La labor de Luis Tiant es más que merecedora de haber sido exaltado al Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown, Nueva York, pero lamentablemente, los equipos con la cuales jugó no se han dignado de hacerle las relaciones públicas necesarias para que sea inmortalizado.

(FOTOS)—En noviembre del 1979, Luis Tiant, lanzador de los Yankees de Nueva York, viajó a Puerto Rico para ofrecer clínicas de béisbol en el Residencial Luis Llorens Torres en Santurce. En la foto superior vemos de izquierda a derecha, José Julián Álvarez, el Dr. Porrata Doria, Luis Tiant y Luis Rodríguez-Mayoral a la llegada al entonces Aeropuerto Internacional. En la segunda foto vemos al inmortal Víctor Pellot Power luego de ser presentado por Rodríguez-Mayoral con José Julián Álvarez en la misma actividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba