La Máquina del Tiempo…

Tarjeta del conjunto Topps 2010 “History of the Game” Foto: Colección Personal

Desde épocas inmemoriales una de las experiencias que con mayor ímpetu ha captado la imaginación del ser humano es la posibilidad de poder viajar a través del tiempo.  La fascinación del ser humano, por conocer que nos traerá el futuro o simplemente revivir glorias pasadas, lo ha llevado a crear distintas manifestaciones artísticas que se plasman en una serie de relatos y aventuras fantásticas que revelan las esperanzas y temores de cada generación.  Durante el siglo XIX, los avances tecnológicos que propiciaron el desarrollo económico en el mundo occidental dinamizaron nuevas formas artísticas de representar el anhelo del ser humano de trascender las barreras de espacio y tiempo viajando a través de distintas épocas.[1]  Así las cosas, en dicho siglo se sentaron las bases para el surgimiento de un nuevo género literario conocido como “ciencia ficción”.  El género de “ciencia ficción” se diferencia de otras manifestaciones literarias en que centra su atención en la tensión que se produce entre el progreso científico, vis a vis el temor por pérdida de valores que sensibilizan al ser humano.[2]  La evolución de este género literario, se convirtió en terreno fértil para la proliferación de relatos y aventuras fantásticas en las cuales los viajes a través del tiempo fueron su principal protagonista.  La inmensa mayoría de estas historias ayudaron a forjar una nueva narrativa, basada en la construcción de imaginarios sociales mediante el uso de dos estrategias principales.  Por un lado, se empleaba el uso de símbolos o imágenes para explicar eventos contemporáneos.  Por el otro lado, era común referirse a eventos o gestas históricas para comparar y contrastar cuanto habíamos adelantado como sociedad.

            Desde sus inicios, el béisbol es un juego en donde antagonizan profundas tensiones que son el resultado de los avances del mundo moderno y una sólida tradición enraizada en los valores de una sociedad conservadora.  Es un juego que, a pesar de ser una institución americana, surge de las penumbras de tradición anglosajona.[3]  Es un deporte en el cual, por una regla no escrita, se excluyó a algunos de sus mejores exponentes por su color de piel.[4]  Es un juego, que la grandeza de sus principales exponentes es reñida con los fantasmas de las hazañas de sus estrellas pasadas.  Es una institución, que ha resurgido de sus propias tinieblas y que a la vez nos ha provisto destellos de luz en los momentos más difíciles de nuestra historia.

Topps 2002 United We Stand
Foto: Colección Personal

El béisbol en sus más de ciento cincuenta (150) años de existencia nos ha acompañado en los momentos más oscuros de la humanidad como han sido: 1) la cruenta guerra civil; 2) el desarrollo de dos guerras mundiales; 3) la división ideológica producida por la lucha de clases, los disturbios raciales; 4) y por supuesto pandemias.  En su historia, el juego ha ofrendado los talentos y en ocasiones la vida de sus mejores hombres en los distintos conflictos bélicos.[5]  En algunas ocasiones, algunos de sus mejores exponentes han dado el paso afirmativo para enfrentar las turbulencias en momentos de gran agitación social.[6]  En otras ocasiones, algunos de sus héroes han ofrendado su vida para realizar obras de filantropía con la intención de abonar a una mejor sociedad.[7]  En otras tantas han ofrecido sus talentos para reafirmar los cimientos de una sociedad libre en la cual todos sus ciudadanos celebran colectivamente las hazañas de sus novenas.[8]

            De acuerdo con los expertos e historiadores, las primeras tarjetas de béisbol surgieron a partir de la década de 1860.[9]  Vale la pena recordar, que a pesar de que las mismas fueron creadas con propósitos de promoción comercial, estas sirvieron para propagar las proezas de los principales jugadores del juego.[10]  El auge en la popularidad de las tarjetas de béisbol provocó que en las próximas décadas estas fueran distribuidas a nivel nacional.[11]  Según evolucionaba el juego, así lo hicieron las tarjetas de béisbol aumentando la cantidad disponible en el mercado e incorporando información esencial de los jugadores como son: sus biografías, anécdotas y por supuesto las estadísticas.[12]  La incursión de la información antes mencionada y la accesibilidad de conseguir las tarjetas dieron rienda suelta a los fanáticos para recontar los relatos contenidos en los mismas.  Además, la inclusión de las estadísticas de los jugadores proveyó los medios adecuados para hacer comparaciones entre los jugadores del pasado y las estrellas actuales.  Otro de los efectos de la inclusión de las estadísticas e información anecdótica o biográfica es la creación de un vínculo entre las estrellas del juego y los prospectos que han de brillar en los próximos años. 

Tarjeta Megacard
Foto Colección Personal

            La tendencia de comparar los números y rememorar las hazañas de los jugadores ha propiciado que las compañías productoras de tarjetas utilicen con mayor frecuencia la imagen de jugadores del pasado en todas sus marcas.  A pesar de que esporádicamente las compañías productoras de tarjetas lanzaron al mercado algunas con jugadores del pasado, en la década de los noventa (90’) comienza la proliferación “sets” o conjuntos en los cuales abundarían estos jugadores.[13]  Uno de los ejemplos más notables fue el realizado por la empresa Ted Williams Card Company que produjo dos “sets” o conjuntos de tarjetas cuyos protagonistas fueron jugadores del pasado.[14]  Este conjunto puso de moda entre los coleccionistas más jóvenes nombres de estrellas del pasado como: Ted Williams, Willie Stargell, Roberto Clemente, Babe Ruth, Jimmy Fox, Willie Mays y Satchel Paige entre otros.  A partir los años de 1991 al 1995 un interesante proyecto creó una forma novel de contar la historia del béisbol.  En dichos años, la empresa Megacards sacó al mercado un “set” o conjunto de cartas cuyo principal atractivo fue la publicación de la colección de fotos de Charles M. Conlon.[15]  El Sr. Charles M. Conlon fue un fotógrafo de béisbol con una extensa obra que abarca los años de 1904 hasta el 1942.[16]  En aquel tiempo, se calculaba que la colección de fotos constaba de cerca de cinco mil (5,000) negativos de los cuales aproximadamente mil trecientos (1,300) fueron empleados en el “set” o conjunto.  Es menester recordar que de dicha colección se produjeron otros “sets” o conjuntos como el dedicado a George “Babe” Ruth, a Ken Griffey Jr. y el escándalo de los famosos “Black Sox” de 1919.  Estas empresas lograron revivir en los fanáticos del béisbol, las memorias de los eventos y gestas del pasado como fueron el nacimiento de las Ligas Negras, la Liga de Béisbol Femenina, la segregación racial o incluso eventos trágicos como el escándalo de la Serie Mundial de 1919.

2001 Topps American Pie
Foto Colección Personal.

            Los albores del siglo XXI atestiguaron una nueva estrategia para atraer fanáticos al coleccionismo.  En esta ocasión, la Topps Company Inc., lanzó al mercado una línea de tarjetas conocidas como “American Pie”.  Este “set” o conjunto se distribuyó solamente en los años de 2001 y 2002.  Una de las particularidades de esta línea de tarjetas es que en adición a incluir jugadores del pasado se incluyeron tarjetas relacionadas a personajes famosos y con la historia de la humanidad.  Entre los eventos reseñados se encuentran: 1) la crisis de los misiles cubanos; 2) la lucha por los derechos civiles; 3) Woodstock; 4) la carrera por llegar al espacio; 5) la inauguración de la Estatua de la Libertad (NY); 6) el día D; 7) las luchas por la equidad de género, entre otros eventos.  Sumado a ello, la línea de tarjetas reseñó la vida de figuras de la política, ciencias y el espectáculo como: 1) Elvis Presley; 2) George Patton; 3) Marilyn Monroe; 4) John F. Kennedy; 5) Albert Einstein, entre otros.  A pesar de que la línea de tarjetas “American Pie” apenas duró dos años, en las próximas ediciones de sus productos principales se incluyeron tarjetas que conmemoraron entre otros eventos: 1) la Declaración de Independencia; 2) la proclamación de la Constitución Federal; 3) la inauguración de los Presidentes de los Estados Unidos; 5) el lanzamiento de honor de los Presidentes de los Estados Unidos en el juego inaugural de la temporada de las Grandes Ligas.[17] 

2001 Upper Deck Legends: Reflections in Time
Foto: Colección Personal

            La estrategia empleada por la Topps Company Inc., pronto fue replicada por la Upper Deck Trading Cards.  La Upper Deck Trading Cards, entre los años de 1990 al 1995 creó la línea de tarjetas “Baseball Heroes”.  En este periodo, la empresa conmemoró las carreras de jugadores como: 1) Reggie Jackson; 2) Johnny Bench; 3) Nolan Ryan; 4) Ted Williams; 5) Mickey Mantle; 6) Babe Ruth.  Además, bajo esta línea de tarjetas se creó el conjunto “Baseball All Time Heroes” en el año 1994.  Este conjunto constaba de 225 tarjetas.  Luego de un hiato de cinco (5) años, la empresa retomó la producción de tarjetas con jugadores del pasado cuando produjo el “set” o conjunto “Century Legends”, para celebrar el cambio de milenio.  El mismo constaba de 135 tarjetas entre los que se encontraban: los mejores 50 jugadores de la historia, los mejores 50 jugadores activos y los mejores prospectos en desarrollo.  Durante los próximos dos años salió al mercado el “set” o conjunto “Upper Deck Legends”.  Eventualmente, en el año 2001, produjo el “set” o conjunto “New York Legends” el cual era conmemorativo de los mejores jugadores que se han destacado en la ciudad de Nueva York.  La Upper Deck Trading Card, entre los años de 2008 y 2010 reconceptualizaron su colección de tarjetas con jugadores del pasado.  El relanzamiento de los productos, en los cuales emplearon jugadores del pasado; en esta ocasión se esmeró por ofrecer nuevas tarjetas que conmemoraban eventos históricos de la humanidad.  En el año 2008, relanzaron el “set” o conjunto “Baseball Heroes”.  Entretanto, salieron por vez primera los conjuntos de “UD: A Piece of History” que constaba de 200 tarjetas, y el conjunto “Upper Deck Yankee Stadium Legacy” el cual constaba de aproximadamente de 6,742 tarjetas.[18]  La empresa en el año 2009, produjo el “set” o conjunto “Upper Deck 20th Anniversary” el cual constaba de 2,500 tarjetas. 

Topps Heritage 2014 “Then and Now”
Foto Colección Personal

                La Topps Trading Company Inc., a partir del año 2010 se quedó como la única empresa licenciada para producir tarjetas de jugadores de Grandes Ligas.  La empresa, desde entonces, ha implementado una política en la cual se incluyen jugadores del pasado en todos sus productos principales.  No obstante, debemos reseñar que en el producto Allen & Ginter aún mantienen la política de intercalar tarjetas sobre la historia del béisbol con tarjetas que rememoran eventos históricos de la humanidad.  Por su parte, la empresa Panini América Inc., ha mantenido una política de incluir en algunos de sus productos jugadores del pasado.  Entre los años 2012 al 2015, la empresa ofreció a los fanáticos del coleccionismo la línea de productos “Panini Cooperstown Collection”, el cual era protagonizado por miembros del Salón de la Fama en Cooperstown.  Sin embargo, su mayor aportación de esta empresa fue la presentación en el mercado del producto “Panini Golden Age”.  Este producto estuvo en el mercado entre los años de 2012 al 2014 y se distinguía por intercalar eventos históricos de la humanidad con el béisbol. 

            En estos días en que la amenaza de un enemigo invisible como el COVID-19 ha paralizado las actividades multitudes se ha convertido en un momento en el cual muchos coleccionistas han regresado a organizar sus colecciones.  En mí carácter personal, el proceso ha sido uno en el cual he redescubierto la riqueza que envuelven los relatos y la información que contienen las tarjetas de béisbol.  En la medida en que revisaba mi colección pude rememorar eventos importantes en el quehacer beisbolero y la historia de la humanidad.  En ese trayecto, pude viajar a épocas lejanas y disfrutar de las gestas de las mis jugadores favoritos en una travesía sin fin como si en efecto me hubiera sentado en la máquina del tiempo.


[1] Redacción BBC News MundoLa verdadera máquina del tiempo que contribuyó a que viajáramos al pasado y al futuro.”  Publicado el20 de octubre de 2018. Obtenido del portal electrónico: https://www.bbc.com/mundo/noticias-45904567

[2] Biblioteca Nacional de España, Ed.  La novela de ciencia ficción: una introducción”. Obtenido del portal electrónico:  http://www.bne.es/es/Micrositios/Guias/NovelaCienciaFiccion/resources/pdfs/CienciaFiccion.pdf

[3] Algunos historiadores sostienen que el nacimiento del béisbol se remonta a mediados del Siglo XIX. Según estos el béisbol evolucionó de varios juegos británicos como el “bat and ball” y el “cricket”.  Véase a John M. Rosenburg. The Story of Baseball: Illustrated with Photograph. Random House New York. 1962. págs. 7-8

[4] Patricia C. Mckissack, Fedrick Mckissack.  Black Diamond: The Story of the Negro Baseball Leagues. Scholastic Inc. New York. 1994.  pág. 12. 

[5] Por ejemplo, en la Primera Guerra Mundial sirvió aproximadamente el 38% de los jugadores y se registraron ocho (8) bajas.  Véase a Wendi Maloney.  “Baseball and World War I”.  publicado por la Biblioteca del Congreso el 27 de septiembre de 2018.  Obtenido en el portal electrónico:  https://blogs.loc.gov/loc/2018/09/baseball-and-world-war-i/.  En la Segunda Guerra Mundial se reportó que aproximadamente 500 jugadores participaron del conflicto bélico.  Véase a Robert Weintraub. “Three Reich, You’re out”.  Publicado el 2 de abril de 2013.  Obtenido del portal electrónico: https://slate.com/culture/2013/04/baseball-in-world-war-ii-the-amazing-story-of-the-u-s-militarys-integrated-world-series-in-hitler-youth-stadium-in-1945.html

[6] Tim Ott. “The Activism of Jackie Robinson”. Publicado el 20 de enero de 2020 en el portalelectrónico: https://www.biography.com/news/jackie-robinson-civil-rights-facts.  Peter Dreier.  “Jackie Robinson: A Legacy of Activism”.  Publicado el 31 de enero de 2019.  Obtenido en el portal electrónico: https://prospect.org/civil-rights/jackie-robinson-legacy-activism/.  Biblioteca del Congreso. Breaking the Color Line: 1940 to 1946”.  Obtenido en el portal electrónico: https://www.loc.gov/collections/jackie-robinson-baseball/articles-and-essays/baseball-the-color-line-and-jackie-robinson/1940-to-1946/

[7] Smithsonian Institute.  “Más allá del Béisbol: La vida del Roberto Clemente”.  Obtenido en el portal electrónico: http://www.robertoclemente.si.edu/spanish/virtual_legacy.htm.  _____________ “Roberto Clemente: Sport’s Most Charitable Legend”.  Obtenido en el portal electrónico: https://borgenproject.org/roberto-clemente-sports-charitable-legend/.  Luis Rodríguez Mayoral.  “Roberto Clemente…ubicado en la historia según el mandato de Dios”. .  Publicado el 15 de febrero de 2020.  Obtenido en el portal electrónico: https://beisbol101.com/2020/02/roberto-clemente-ubicado-en-la-historia-segun-el-mandato-de-dios/

[8] Luego de los ataques terroristas el pasado 11 de septiembre de 2001 en béisbol fue una de las primeras actividades multitudinaria en los Estados Unidos. Véase a Mike Axisa. Remembering baseball’s role in helping America recover after 9/11”. Publicado el 11 de septiembre de 2015.  Obtenido del portal electrónico: https://www.cbssports.com/mlb/news/remembering-baseballs-role-in-helping-america-recover-after-9-11/.  Anthony Emerson. “After 9/11, Baseball Brought Hope Back to America”.  Publicado el11 de septiembre de 2009.  Obtenido en el portal electrónico: https://bleacherreport.com/articles/252671-after-911-baseball-brought-hope-back-to-america

[9] ____________________.  “A Brief History of Baseball Cards”. Publicado por el Newsday el 21 de agosto de 2010.  Obtenido en el portal electrónico:  https://www.newsday.com/sports/baseball/a-brief-history-of-baseball-cards-1.2227938

[10] Id.

[11] Dean Hanley, Allyson Hamlin. Before there was Bubble Gum: Our Favorite Pre-World War I Baseball Cards. Mighty Casey Books. Estados Unidos. 2012. págs. 8-9.

[12] Hylton, J. Gordon. “Baseball Cards and the Birth of the Right of Publicity: The Curious Case of Haelen Laboratories v. Topps Chewing Gum”. Vol. 12 Marquette. Sports L. Rev. 273. 2001. Obtenido del portal electrónico: http://scholarship.law.marquette.edu/sportslaw/vol12/iss1/9

[13] Algunas ejemplos fueron las tarjetas producidas por la empresa de Larry Fritsch, TCMA, Fleer Corp y Topps.  En el año 1953 la Topps Company Inc., introdujo en el mercado el conjunto de tarjetas “Topps Archives”.  Esta línea de productos se produjo inicialmente durante los años 1993 y 1994. En su mayoría estas tarjetas eran reproducciones de los conjuntos producidos en los años 1953 y 1954. 

[14] La empresa produjo dos “sets” o conjuntos entre los años de 1993 y 1994.

[15] SABR Baseball Cards Research Committee. The Conlon Collection Project: Introduction”. Obtenido del portal electrónico: https://sabrbaseballcards.blog/2017/11/27/the-conlon-collection-project-intro/ 

[16] Entre los años de 1981 al 1988 se publicó parte de la colección de fotografías de Charles M. Conlon.  Estos fueron “sets” o conjuntos que contenían entre 30 a 100 tarjetas.  A partir del 1991 al 1995 los “sets “contenían aproximadamente 330 tarjetas.  Id.  Véase también a James Beckett, Almanac of Baseball Cards & Collectibles. Número 16. Publicado por Beckett Media LLC. 2011.

[17] Es menester reseñar que la Topps Company Inc., incluyó en entre los años 2000 y 2001 los “inserts” conocidos como “Topps Combos”.  En el años 2001 la misma empresa lanzó al mercado las líneas de tarjetas “Topps Archives” y “Topps Heritage” las cuales aún estan vigentes.  En el año 2003, la empresa lanzó al mercado el producto “Topps Gallery”, que por vez primera estaba compuesto por jugadores retirados y miembros del Salón de la Fama. 

[18] Estos “sets” o conjuntos se lanzaron durante los años de 2008 y 2009.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba