Memorias del Clásico de Verano (Parte I)

Imagen de Juego de Estrellas benéfico en favor de la familia de Adrian “Addie” Joss celebrado en 1911. Obtenido del portal electrónico: https://sabr.org/gamesproj/game/july-24-1911-galaxy-of-stars-takes-the-field-in-cleveland-in-honor-of-addie-joss/

Uno de los eventos que con mayores ansías esperan los fanáticos del béisbol es la celebración del Juego de Estrellas de las Grandes Ligas.  La cita anualmente convoca a todos los seguidores del pasatiempo nacional a reunirse para disfrutar en una sola jornada del talento de los peloteros más destacados durante la temporada regular.  La celebración de este juego tradicionalmente supone la conclusión de la primera mitad de la temporada regular y usualmente queda enmarcada por las efemérides que rodean las festividades de Independencia de los Estados Unidos.  Ello es así ya que suele celebrarse en los primeros días del mes de julio.[1]  De acuerdo con algunos historiadores la celebración del juego de estrellas en las mayores tuvo su antecedente en un partido benéfico celebrado el 24 de julio de 1911.[2]  En dicha ocasión, la novena de los Indios de Cleveland (para esa época también conocidos como los Naps en honor a su principal estrella Napoleon Najoie) se enfrentaron a un equipo conformado por jugadores estelares de la Liga Americana.[3]  El resultado del juego fue una victoria para el Equipo de las Estrellas de la Liga Americana con un marcador de 5-3.[4]  Desde entonces hubo un hiato de veintidós años para que volviese a celebrarse otro juego de estrellas en las Grandes Ligas. 

La crisis económica que sucedió a la Primera Guerra Mundial y los embates de la Gran Depresión produjeron una baja en el interés de los fanáticos por el béisbol.  En los primeros años de la década de los treinta (30’) se registraron bajas significativas en las asistencias a los parques.  Así las cosas, en el año de 1930 se reportó que las asistencias a los parques en las mayores fueron de diez millones (10,000,000) de fanáticos.  Entretanto, durante las temporadas de los años de 1931 y 1932 estas asistencias se redujeron a nueve millones (9,000,000) y a siete millones (7,000,000) respectivamente.[5]  La preocupación por las bajas asistencias en los parques de béisbol provocó que distintas personas ligadas al béisbol empezasen a buscar iniciativas para atraer nuevamente a los seguidores del pasatiempo nacional.  Mientras ello ocurría, en la ciudad de Chicago, Estados Unidos se comenzaban a organizar las actividades para la celebración de su primer centenario.  Durante el año siguiente, la ciudad se convirtió en anfitriona de la llamada “Feria del Progreso” con la cual culminarían sus festividades y enviarían un mensaje de optimismo a la nación en medio de la crisis económica.  En medio de las celebraciones, el alcalde de la ciudad Edward Kelly solicitó ayuda al coronel Robert McCormick, quien era el editor del renombrado diario Chicago Tribune, con la idea de auscultar la posibilidad de realizar algún evento deportivo que convirtiese la celebración centenaria en una memorable para toda la nación.[6]  Poco tiempo después, el coronel McCormick reclutó para la encomienda a Arch Ward, quien a la sazón era el editor de deportes del mismo diario.  La recomendación hecha por Ward fue la presentación de un juego interligas en la cual se presentasen los jugadores más destacados de la temporada que se jugaba en el 1933.[7]  El partido propuesto enfrentaría a novenas representativas de la Liga Nacional y la Liga Americana.  En su propuesta inicial los fanáticos harían la selección de los jugadores iniciales a través de las boletas que serían distribuidas por los diarios nacionales.  Sumado a ello, Ward tuvo tanta fe en el proyecto que éste apostó su salario en caso de que el partido tuviese pérdidas económicas.[8]

Imagen del partido Inaugural de Estrellas celebrado el 6 de julio de 1933 en la ciudad de Chicago.
Foto Obtenido del portal electrónico: https://www.baseballhistorycomesalive.com/a-look-at-the-first-all-star-game-july-6-1933/

En los próximos días Arch Ward y su jefe sostuvieron varias conversaciones con los presidentes de ambas ligas y con el Comisionado de las Ligas Mayores, Kenesaw Mountain Landis.[9]  En síntesis, la propuesta presentada por Ward a las Grandes Ligas abarcaba cinco (5) puntos medulares.  Estos fueron: 1) la celebración de un juego interligas en el Comiskey Park; 2) que se celebraría solamente por esta ocasión; 3) que la actividad serviría para revivir las asistencias a los parques; 4) que los jugadores inicialistas serían escogidos por los fanáticos y los restantes jugadores por los dirigentes; 5) ganancias serían donadas a la caridad en particular a los jugadores retirados.[10]  Finalmente su propuesta fue aceptada y el primer Juego de Estrellas de las Grandes Ligas subió a escena el día 6 de julio de 1933.[11]  Entre los jugadores seleccionados se encontraban peloteros de la talla de George “Babe” Ruth, Lefty Grove, Lou Gehrig, Bill Dickey, Lefty Gómez, Al Simmons, y Jimmy Foxx entre otros.[12]  El partido fue presenciado por aproximadamente 47, 595 parroquianos y concluyó con un marcador de 4-2 a favor de la Liga Americana.[13] 

La primera edición del Juego de Estrellas de las Grandes Ligas resultó ser un éxito en las asistencias y en el aspecto económico.  Desde entonces, la celebración del Juego de Estrellas se ha llevado de manera ininterrumpida con excepción a los partidos correspondientes a la temporada de 1945 y del año 2020.  Vale la pena recordar, que la suspensión del Juego de Estrellas en el 1945 se debió a las restricciones impuestas por el Gobierno de los Estados Unidos para viajar por motivos de la Segunda Guerra Mundial.  Por su parte la suspensión para el juego correspondiente a la temporada del 2020 se debe a la paralización de todas las actividades multitudinarias por motivo de la pandemia del COVID-19. [14]  A pesar de que con el transcurrir del tiempo la esencia del juego ha variado muy poco, la incorporación de nuevas competencias como la competencia de cuadrangulares (conocida como el “Home Run Derby”) han calado en la preferencia de los seguidores del evento.  Las memorias perdurables que ha dejado en los fanáticos del béisbol y la creciente popularidad del Juego de Estrellas ha llamado la atención de diversas empresas que han producido distintos medios promocionales y memorabilia relacionada con la celebración de este evento.  Desde los inicios de la celebración del partido de Estrellas hemos visto la proliferación de mercancía promocional y memorabilia como monedas conmemorativas, banderines fotografías, afiches, programas, pelotas, bates, uniformes, estampillas, discos promocionales y tarjetas de béisbol.  Estas últimas han resultado ser de los productos más llamativos dentro del coleccionismo de memorabilia relacionada con el Juego de Estrellas debido a la regularidad con que se han distribuido históricamente y la gran variedad de nuevas piezas que las compañías manufactureras de tarjetas han desarrollado en los pasados años. 

Tarjeta Todos Estrellas de 1958 protagonizada
por Luis Aparicio.
Foto Colección Personal

De acuerdo con algunos especialistas en el coleccionismo, las primeras tarjetas producidas con motivo del Juego de Estrellas fueron producidas por la compañía Topps Chewing Company en el año de 1951.  El conjunto se llamó “Topps League All Stars” y constaba de 11 tarjetas.[15]  En el periodo comprendido entre los años de 1952 hasta el 1957 la compañía Topps Chewing Company no produjo nuevas tarjetas con motivo del Juego de Estrellas.  En el año 1958, la Topps Chewing Company emitió un nuevo subconjunto con el auspicio de la revista “Sport Magazine”. Este conjunto iniciaría una tradición en la cual periódicamente se incorporarían tarjetas conmemorativas con motivo del Juego de Estrellas como parte de sus conjuntos o “sets” principales.   En dicho año el subconjunto se constituyó de diecinueve (19) tarjetas y estuvo protagonizado por jugadores de la talla de Mickey Mantle, Ted Williams, Luis Aparicio, Ernie Banks, Willie Mays y Hank Aaron entre otras estrellas.  En el siguiente año la empresa volvió a emitir un nuevo conjunto que constó de veintiún (21) tarjetas.  La particularidad de este conjunto es que fue auspiciado por la prestigiosa revista “The Sporting News”.  En el año de 1960 la revista “Sport Magazine” retomó el auspicio en la producción de tarjetas relacionadas con el Juego de Estrellas y en unión con la Topps Chewing Company produjeron un nuevo subconjunto de veinte (20) tarjetas.  Este resultaría ser la última ocasión en que la revista “Sports Magazine” auspiciaría la producción de tarjetas sobre el juego de estrellas.  Entre los años de 1961 y 1962 la revista “The Sporting News” regresaría para auspiciar la emisión de tarjetas relacionadas al Juego de Estrellas.[16]  Entre los años de 1963 hasta el 1967 la compañía Topps Chewing Company no volvería a emitir tarjetas conmemorativas de partido de estrellas. 

Tarjeta Todos Estrellas de 1968 en protagonizada por Roberto Clemente.
Foto Colección Personal

Entre los años de 1968 hasta el 1970 la compañía Topps Chewing Company retomó la producción de tarjetas conmemorativas al Juego de Estrellas.  En dichos años la revista “The Sporting News” regresó a auspiciar la emisión las tarjetas relacionadas con el Juego de Estrellas.  En el año de 1968 el subconjunto estaba compuesto por veinte (20) tarjetas.  Lo curioso de la edición de ese año es la cantidad de latinos que figuraron en este subconjunto.  En el mismo se encontraban peloteros latinos de la envergadura de Roberto Clemente, Orlando Cepeda, Rod Carew y Tony Oliva.  Resulta de particular interés que a pesar de que Roberto Clemente fue seleccionado para participar en quince (15) clásicos de verano su inclusión en esta clase de tarjetas resultó ser la primera.[17]  Durante el próximo año el subconjunto se constituyó de veinte (20) tarjetas y estaban representados jugadores como Johnny Bench, Brooks Robinson, Rod Carew y Pete Rose entre otros.  En el año de 1970 se emitiría un nuevo subconjunto que constaría de veinte (20) tarjetas.  El mismo estuvo protagonizado por jugadores como Willie McCovey, Pete Rose, Ron Santo, Reggie Jackson, Félix Millán, Rod Carew, Johnny Bench y Juan Marichal entre otros. Entre los años de 1971 y 1973 la empresa dejó nuevamente de producir tarjetas relacionadas con las incidencias del Juego de Estrellas.[18] 

Tarjeta Todos Estrellas de 1974 en protagonizada por Reggie Jackson y
Billy Williams.
Foto Colección Personal

La Topps Chewing Company en el año 1974 volvería a relanzar los subconjuntos para conmemorar las incidencias del Juego de Estrellas.  A partir de entonces, ya no compartió la emisión de dichas tarjetas con el auspicio de alguna revista o empresa reconocida en el mundo deportivo.  Sumado a ello, comenzaron a experimentar con una serie de distintivos conmemorativos y diseños innovadores que alterarían la forma en que se habían producido dichas tarjetas.  Así las cosas, en el año 1974 la Topps Chewing Company introdujo un nuevo diseño para la confección de estas tarjetas conmemorativas en las cuales figuraban dos jugadores contra puestos en representación de cada una de las ligas.  En el periodo subsiguiente que comprendería los años de 1975 hasta el 1981 la Topps Chewing Company modificaría el concepto y en lugar de publicar una tarjeta adicional para recordar a los jugadores que se destacaron en el partido de estrellas comenzaron a incluir sellos y banderines para identificarlo.  En nuestra próxima intervención veremos como la proliferación de compañías de tarjetas en las décadas siguientes fueron enriqueciendo la producción de tarjetas conmemorativas del clásico veraniego.

Hasta la próxima,

Trivia de la semana anterior

La Liga Nacional se fundó en el año 1876.  Información obtenida del portal:  https://www.history.com/this-day-in-history/national-league-of-baseball-is-founded#:~:text=February%2002-,National%20League%20of%20baseball%20is%20founded,first%20World%20Series%20was%20held.

Trivia

¿En qué año se rompió la marca de cuadrangulares para una sola temporada?


[1] El evento suele celebrarse anualmente durante el primer o segundo martes del mes de julio. 

[2] Case Western Reserve University.  “Baseball All Star Games”.  Publicado en el portal de la Enciclopedia de Historia de Cleveland.  Obtenido del portal electrónico:  https://case.edu/ech/articles/b/baseball-all-star-games

[3] Id. El partido se celebró para recaudar fondos para la familia del lanzador Adrian “Addie” Joss quien había fallecido en el día 14 de abril de 1911.  La actividad recaudó la cantidad de $12,914.60.  Para una relación de las incidencias del juego ver el portal electrónico: https://sabr.org/gamesproj/game/july-24-1911-galaxy-of-stars-takes-the-field-in-cleveland-in-honor-of-addie-joss/

[4] Véase el marcador o “Box Score” del partido en el portal electrónico:  https://www.baseball-almanac.com/tsn/addie_joss_benefit_game.shtml

[5] Zachary D. Rymer.  “Tracing the Evolution of the MLB All Star Game”.  Publicado el 12 de julio de 2013.  Obtenido en el portal electrónico:  https://bleacherreport.com/articles/1702097-tracing-the-evolution-of-the-mlb-all-star-game

[6] History.com Ed.  “Major League Baseball’s First All-Star Game is held.”  Publicado el 21 de diciembre de 2010.  Obtenido en el portal electrónico:  https://www.history.com/this-day-in-history/major-league-baseballs-first-all-star-game-is-held

[7] Id.

[8] Id.

[9] Id.

[10] Id.

[11] Gary Livacari.  “A Look Back At The First All-Star Game, July 6, 1933.”  Publicado el 18 de julio de 2018.  Obtenido del portal electrónico:  https://www.baseballhistorycomesalive.com/a-look-at-the-first-all-star-game-july-6-1933/

[12] Id

[13] History.com (ed). “Op Cit”

[14] Baseball Almanac. “Major League Baseball All-Star Game History”.  Obtenido en el portal electrónico: https://www.baseball-almanac.com/asgmenu.shtml

[15] Adam Hughes“A short History of Topps All Star Baseball Cards from 1951 through 1989”.  Obtenido del portal electrónico: https://waxpackgods.com/all-star-baseball-cards/

[16] El subconjunto de tarjetas con motivo del Juego de Estrellas correspondiente al año de 1961 constó de veinticuatro (24) piezas.  Mientras tanto la edición de 1962 constaba de un total de diez (20) tarjetas.  En esta ocasión se dividieron los subconjuntos entre los jugadores perteneciente a la Liga Americana con la numeración de 390-399 y de la Liga Nacional con la numeración de 466-475.

[17] Luego de verificar varios listados de tarjetas pudimos constatar que esta era la primera tarjeta producida por alguna compañía productora de Roberto Clemente en ocasión de conmemorar su participación en un Juego de Estrellas.

[18] Adam Hughes. “Op Cit” [18]

[18] Id.

1 comentario en “Memorias del Clásico de Verano (Parte I)”

  1. Pingback: Memorias del Clásico de Verano (Parte II) | Béisbol 101

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba