El Expreso del Medio Oeste

Tarjeta de Walter Johnson conmemorativa de la clase inaugural del Salón de la Fama emitida por la compañía de tarjetas Upper Deck en el año 2001.
Foto Colección Personal

Los años que sucedieron la independencia de los Estados Unidos, marcaron el inicio de un expedito desarrollo social, económico, político y por supuesto tecnológico dentro de los confines de la nueva nación.[1]  En el marco político, la formulación de la doctrina conocida como “destino manifiesto” provocó que para mediados del siglo XIX, expandiese sus límites territoriales hacia el oeste llegando a incorporar al estado de Texas.[2]  Este evento causó una rápida aceleración de la aventura expansionista con el efecto de que para el año 1854 los Estados Unidos continentales ya gozaban esencialmente de su composición actual.[3]  Debemos recordar que mientras, por un lado se establecería un proceso de expansión territorial; en el ámbito económico se libraba una guerra que tensaría los alcances de la novel Constitución estadounidense.  Ello es así, debido a que la expansión económica de la joven nación se aferró a la legalización de las personas jurídicas, a la otorgación de empréstitos y ayudas tanto federales como estatales con el fin de mantener un clima adecuado para hacer negocios sin arriesgar las fortunas personales de los propietarios y sus directivos.[4]  Sumado a ello, en los tribunales un dictamen judicial ratificaría los poderes congresionales para uniformar los términos y condiciones que regularían el comercio entre los estados.  El Tribunal Supremo de los Estados Unidos, por voz del juez John Marshall, en el normativo caso de Gibbons v. Ogden, 9 Wheat 1 (1824) determinó que los estados no tienen la facultad de promulgar leyes que impidan o limiten sustancialmente el comercio interestatal.  En síntesis, el caso versa sobre la impugnación de una concesión otorgada por la legislatura del estado de Nueva York para la navegación de los cuerpos de agua de su jurisdicción o dentro de su extensión territorial por un periodo de veinte (20) años.[5]  La concesión confería a Robert R. Livingston y Robert Fulton el carácter de exclusividad para conceder licencias de tránsito marítimo utilizando barcos de vapor a través de los cuerpos de agua navegables del estado.[6]  Así las cosas, Aaron Ogden obtendría un licenciamiento conforme a las leyes del estado de Nueva York.  Por su parte, Thomas Gibbons, había obtenido una concesión para navegar entre las aguas de los estados de Nueva York y Nueva Jersey por virtud de una legislación federal.[7]  La controversia fue trabada cuando Aaron Ogden, reclamo su derecho de exclusividad a navegar por las aguas del estado de Nueva York y solicitó un recurso de cese y desista por las actividades de navegación por parte de Gibbons.  En su lugar, Thomas Gibbons retaría la legalidad del reclamó incoado por Ogden basado en que su derecho emanaba de una ley federal.  A pesar de que Aaron Ogden había prevalecido en las cortes estatales, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos ratificó el poder del Congreso para regular el comercio interestatal y declararía la nulidad de la referida concesión frenando toda intención de crear un monopolio con respecto a la transportación marítima en los Estados Unidos.[8] 

Tarjeta Reprint de Walter Johnson emitida por Cracker Jack del año 1915.
Foto Colección Personal

Las implicaciones de dicho, caso repercutirían favoreciendo el desarrollo de la transportación terrestre y en particular la industria ferroviaria.  En la medida en que la expansión continental de los Estados Unidos se convertiría en una realidad, la necesidad de medios adecuados de transporte terrestre para movilizar las personas, los bienes y servicios en forma eficiente propiciaría que los primeros planos ferroviarios para circunvalar el territorio nacional surgiesen en el año 1809.[9]  No obstante, la industria ferroviaria tendría que esperar hasta el año de 1827 para que se produjera la primera ruta interestatal y cerca de medio siglo para que se produjese la primera ruta transcontinental.[10]  En adición, el papel protagónico que adquiriría la red ferroviaria durante la Guerra Civil en el suministro de soldados, municiones y víveres provocaría que el gobierno federal comenzaré a proteger dicha industria y a proveer recursos financieros suficientes para su sostenimiento.[11]  Desde entonces, la implementación de una nueva tecnología ferroviaria incluyendo el uso de la locomotora se convirtió en el símbolo del rugir de una economía palpitante que basaba su éxito en la inventiva y el ingenio creativo de la sociedad estadounidense.  De igual manera, el fortalecimiento de la industria de trenes en los Estados Unidos promovería la expansión del béisbol a nivel profesional.[12]

Tarjeta emitida por Upper Deck para su marca Collector’s Choice del año 1996.
Foto Colección Personal.

En los años que seguirían a la profesionalización del juego, dos elementos poco reseñados incidirían en que aumentase la popularidad del juego y el crecimiento de la fanaticada en las gradas.  En primer lugar, la importancia que tomaría el uso de los trenes y la red ferroviaria para la expansión del béisbol organizado.  De acuerdo con varios historiadores, el ascenso del béisbol en los Estados Unidos se vio influenciado por el uso de las redes ferroviarias en dos instancias.[13]  Por un lado, el uso de este medio de transporte le proveyó a las novenas una respuesta sencilla a los problemas de logística que acarreaba la movilización de múltiples personas (jugadores, dirigentes, directivos) y equipos de una ciudad a otra.  Por el otro, el uso del tren ofrecía una alternativa eficiente de transporte que facilitó que se uniformasen las reglas del juego mediante la práctica del juego a través de toda la nación.[14]  En segundo lugar, se destacaría la profunda identificación de los jugadores con la fanaticada del béisbol.  Ello muchas veces se materializaba en forma de calificativos o apodos que bien pudieran denotar una cualidad o rasgo del jugador, un diminutivo de su nombre, hazañas o gestas del jugador, elementos de la ciudad en que juega o del estado de origen.[15]  Este es el caso del jugador que hoy vamos a reseñar que es Walter Johnson.  El laureado lanzador nació el 6 de noviembre de 1887 en la ciudad de Humboldt en el estado de Kansas.[16]  El jugador debutó un 2 de agosto de 1907 frente a los Tigres de Detroit.  En su carrera de veintiún (21) temporadas tuvo foja de 417 victorias frente a 279 derrotas; con una efectividad de por vida de 2.17 y 3,509 ponchados. El reconocido jugador lanzó toda su carrera con los Senadores de Washington (1907-1927). En adición, fue dirigente para los Senadores de Washington entre los años de 1929 a 1932 y para los Indios de Cleveland durante las temporadas de 1933 hasta 1935.  En su carrera como lanzador obtuvo doce (12) temporadas en las cuales ganó veinte (20) o más juegos, de las cuales en dos (2) de ellas obtuvo treinta (30) victorias o más. [17]  Por su brillante actuación en el diamante logró liderar en victorias a la liga durante las temporadas de 1913, 1914, 1915, 1916, 1918 y 1924.[18]  Las gestas en el diamante de Walter Johnson lo llevaron a ser segundo de por vida en victorias con cuatro ciento diecisiete (417), solamente superado por Cy Young quien ostenta la cantidad de quinientos once (511).  En adición es quinto en juegos completados con quinientos treinta y uno (531) y primero en blanqueadas con ciento diez (110).[19]  Igualmente fue el primer lanzador en llegar a los 3,000 ponches, gesta que fue igualada por Bob Gibson en 1974 y superado por Nolan Ryan (5,714), Randy Johnson (4,875), Roger Clemens (4672), Steve Carlton (4,136), Bert Blyleven (3,701), Tom Seaver (3,640), Don Sutton (3,574) y Gaylord Perry (3,534).[20]  En tres temporadas logró ganar la triple corona de los lanzadores durante los años de 1913, 1918, 1924 y en dos ocasiones se alzó con el galardón de jugador más valioso durante las campañas de los años de 1913 y 1924.[21]  El afamado jugador participó en su último partido el 30 de septiembre de 1927.[22]

Tarjeta emitida por la empresa Fleer Corp. en el año de 1961. En esta etapa luce su uniforme como dirigente de los Indios de Cleveland.
Foto Colección Personal

El lanzador Walter Johnson fue conocido en el terreno de juego bajo los apodos de “Barney” y “The Big Train”.  La historia nos relata que este calificativo de “The Big Train” le fue impuesto por el cronista Grantland Rice debido a su robusta constitución física; a la velocidad y lo tempestuoso de sus lanzamientos.  Ello se debió a que durante la segunda etapa de su carrera (de 1913 en adelante) incluyó en su arsenal una poderosa bola curva que complementaba con su ya intimidante bola rápida.[23]  La elección del Walter Johnson al Salón de la Fama ocurrió en el año de 1936.  En esa ocasión se agenció la cantidad de 189 votos de los 226 reporteros hábiles para emitir su veredicto.  Esto le valió su entrada al recinto de los inmortales con el 83.63% por ciento.  Los años que sucedieron sus días como jugador lo vieron regresar al trabajo agrario en las fincas que poseía.  También hizo una breve reaparición como comentarista para los Senadores de Washington y de intentar sin éxito la nominación por una candidatura al Congreso en el año de 1939.[24]  El reconocido jugador falleció el 10 de diciembre de 1946 debido a complicaciones de salud atribuidas a un tumor cerebral.[25] 

El laureado jugador es sin duda alguna, uno de los más prominentes lanzadores de toda la historia del béisbol.  La celebración de la victoria de los Nacionales de Washington volvió a traer el recuerdo del emblemático jugador al conmemorarse el nonagésimo quinto (95) aniversario de la primera victoria de la novena capitalina en la Serie Mundial de 1924.  En adición la difusión de pietaje en posesión de la Librería del Congreso reavivó el interés por el afamado jugador.[26]  A su haber, se reporta la cantidad de novecientas veintisiete (927) tarjetas.[27]  Algunos especialistas concuerdan que su primera tarjeta fue lanzada con el conjunto de la 1908-09 Rose Company.  No obstante, se sitúa la pieza T-204 producida por la compañía Ramly Cigarrettes en el año 1909 como su tarjeta de novato.[28] En la actualidad, pueden encontrarse una gran variedad de tarjetas “reprint” y “retro” para satisfacer los gustos de los coleccionistas más exigentes.  El legado de Walter Johnson impuso un nuevo estándar para los lanzadores de la época y aquellos que le sucederían.  Una rara combinación de rapidez y eficiencia en sus amenazantes lanzamientos se convirtieron en su marca que lo haría acreedor de ser reconocido como el primer “Expreso del Medio Oeste”.[29]

Hasta la próxima,

Trivia de la Semana Anterior

¿Quién fue el jugador que obtuvo el mayor por ciento de votos para ser electo en la clase inaugural del Salón de la Fama del Béisbol?

El jugador que obtuvo el mayor por ciento de los votos para ser electo al Salón de la Fama del Béisbol fue Tyrus “Ty” Cobb con un porcentaje de 98.23%.  Ello equivalía a que para lograr su entrada al Salón de los Inmortales emitieron su voto por él doscientos veinte y dos (222) de los doscientos veintiséis (226) reporteros de béisbol cualificados para la selección de esta clase inaugural.  El récord de votaciones establecido por Cobb se mantuvo hasta la selección de los miembros del Salón de la Fama de 1992.  En dicho año, el lanzador Tom Seaver rompió la marca establecida por Cobb al registrar un porcentaje de 98.84% de los votos emitidos.  En esta selección emitieron su voto a favor de la inducción de Tom Seaver cuatro ciento veinte y cinco (425) de los cuatro ciento treinta (430) cronistas de béisbol hábiles para la elección.  En la actualidad Cobb se encuentra en la sexta posición en cuanto a los porcentaje de votos emitidos.  Solamente es superado por Mariano Rivera (2019), Derek Jeter (2020), Ken Griffey (2016), Tom Seaver (1992), Nolan Ryan (1999) y Cal Ripken Jr. (2007).  Información obtenida del portal:  https://www.baseball-reference.com/bullpen/Hall_of_Fame_Voting_Percentages.  Si desean conocer más de las gestas del legendario jugador Ty Cobb y su impacto en el mercado de tarjetas, les exhortamos a seguir la columna que publicamos titulada “Un torbellino llamado Cobb” disponible en el portal electrónico:  https://beisbol101.com/un-torbellino-llamado-cobb/

Trivia

¿Qué lanzador ostenta el récord de la mayor cantidad de victorias en una temporada?


[1] La Declaración de Independencia de los Estados Unidos ocurrió el 4 de julio de 1776.

[2] También conocido como el “Estado de la Estrella Solitaria”.  Durante el siglo XIX una buena porción de los estados sureños estadounidense que incluyen los territorios de Nuevo México, Utah, Nevada, California y Texas formaban parte integral de la nación mexicana.  La incorporación de este estado tuvo lugar en el año de 1845.  Para ver una relación más detallada del proceso de expansión estadounidense hacia el oeste favor de referirse a Howard Zinn.  La Otra Historia de los Estados Unidos.  Siete Cuentos Editorial. Segunda Edición. Nueva York. 1992. págs. 113.

[3] En este momento es menester hacer dos distinciones.  Una cosa es la adquisición de los Estados Unidos de territorios hacia el oeste y otra el proceso de incorporación como estado.  La adquisición de los territorios hacia el oeste fue concretado a través de compra, guerra o tratados.  Este proceso de adquisición de los territorios continentales concluyó en el año de 1854.  Por su parte, la incorporación o aceptación como estado de la nación fue un proceso más largo, siendo el último estado admitido Hawái en el año de 1959.  History .com (ed).  “Westward Expansion”.  Publicado el 30 de septiembre de 2019.  Obtenido del portal electrónico:  https://www.history.com/topics/westward-expansion/westward-expansion

[4] Howard Zinn.  “Op Cit”. pág. 159.

[5] U.S. Reports 22 U.S. 1 (1824). Obtenido del portal electrónico: //www.loc.gov/search/?fa=partof:u.s.+reports:+volume+22

[6] Id. pág. 1

[7]“Ley para matricular y licenciar embarcaciones a ser empleadas para comercio y pesca y otras regulaciones afines” del 18 de febrero de 1793.  Id. pág. 2

[8] The Editors of Encyclopaedia Britannica. “Gibbons v. Ogden”. Obtenido del portal electrónico: https://www.britannica.com/event/Gibbons-v-Ogden

[9] _______________. The Beginnings of American Railroads and Mapping”.  Obtenido del portal electrónico:  https://www.loc.gov/collections/railroad-maps-1828-to-1900/articles-and-essays/history-of-railroads-and-maps/the-beginnings-of-american-railroads-and-mapping/

[10] La primera ruta del tren que ofrecería una ruta interestatal se inauguró en el año de 1827 entre las ciudades de Baltimore y el estado de Ohio.  Por su parte, la primera ruta transcontinental se comenzaría en el año de 1869. Dicha ruta conectaría a la ciudad de Omaha, en el estado de Nebraska con la ciudad de Sacramento en el estado de California.  Información obtenida en el portal electrónico:https://cs.stanford.edu/people/eroberts/cs181/projects/corporate-monopolies/development_rr.html#:~:text=The%20concept%20of%20constructing%20a,Colonel%20John%20Stevens%2C%20in%201812.&text=It%20was%20not%20until%20Christmas,modern%20railroad%20industry%20was%20born 

[11] Información obtenida en el portal electrónico:  http://www.civilwar.com/history/weapons-44543/railroads-79476.html

[12] Steve Buckley.  “Advent of Regional Rail Service Made Baseball Possible”. Obtenido del portal electrónico:  https://baseballhall.org/discover/advent-of-regional-rail-service-made-baseball-possible

[13] Id.

[14] Id.

[15] Cuando nos referimos al estado de origen estamos hablando de la ciudad en la cual nació el jugador.

[16] Obtenido del portal electrónico:  https://www.baseball-reference.com/players/j/johnswa01.shtml

[17] Estas fueron las temporadas de 1912 y 1913.

[18] Obtenido del portal electrónico:  https://www.baseball-reference.com/players/j/johnswa01.shtml

[19] Véase los enlaces. https://www.baseball-reference.com/leaders/CG_career.shtml y https://www.baseball-reference.com/leaders/SHO_career.shtml 

[20]  Información obtenida del portal electrónico: https://www.baseball-reference.com/leaders/SO_p_career.shtml

[21] Obtenido del portal electrónico:  https://www.baseball-reference.com/players/j/johnswa01.shtml

[22] Id. 

[23]Información obtenida del portal electrónico:  https://baseballhall.org/hall-of-famers/johnson-walter

[24] Charles Carey. “Walter Johnson”.  Obtenido del portal electrónico: https://sabr.org/bioproj/person/walter-johnson/

[25] Id.

[26] Michelle Rago.  “Rare Film: Washington Senators Win the 1924 World Series”. Publicado el 22 de octubre de 2019. Obtenido del portal electrónico:  https://blogs.loc.gov/loc/2019/10/rare-film-washington-senators-win-the-1924-world-series/

[27] Información obtenida del portal:  https://www.tcdb.com/Person.cfm/pid/2942/col/1/yea/0/Walter-Johnson?sTeam=&sCardNum=&sNote=&sSetName=&sBrand=

[28] Id.

[29] Debemos recordar que otros jugadores que mostraban atributos parecidos fueron llamados con apodos similares.  Recuerdo que en el caso de Nolan Ryan se le conoció como el “Expreso Texano” y en el caso de Randy Johnson se le conoció como el “Big Unit”.

1 comentario en “El Expreso del Medio Oeste”

  1. Pingback: A Rey Muerto… una radiografía de la la compraventa de la tarjeta más valiosa de la historia | Béisbol101

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba